Acerca de BPM

Al igual que otras disciplinas que proponen la gestión orientada a los procesos, BPM se enfoca a  modelar, analizar, diseñar, transformar y optimizar de forma continua, pero además incorpora a la tecnología como parte fundamental tanto de la ejecución de los procesos como de la gestión de éstos. Aplicar los conceptos de Gestión de Procesos de Negocio en su organización no significa renunciar a las metodologías, herramientas, modelos y estándares que usted ya ha adoptado sino que le ayudará a aprovecharlos de mejor manera con el fin de entregar valor a sus y clientes y como consecuencia, a su negocio. Mediante un análisis de sus procesos clave y en especial de los procesos de negocio (es decir aquellos que están directamente involucrados en la entrega de un producto o servicio solicitado por el cliente) una consultoría en BPM le permitirá visualizar cómo cerrar las brechas entre las estrategias y objetivos organizacionales y los procesos operativos y de la misma forma a alinear la tecnología con dichos procesos.

Mediante el Análisis de Procesos de Negocio o BPA (Business Process Analysis) usted puede enfocarse en realizar mejoras en aquellos procesos que otorgan más valor a sus clientes y como consecuencia aumentar su rentabilidad. Introducir BPM en su organización es un compromiso de largo plazo, que implica un cambio cultural y de paradigmas. Sin embargo, usted puede comenzar por un proyecto de BPA de menor envergadura donde le ayudaremos a identificar aquellas mejoras que a corto plazo pueden generar ganancias importantes o un Retorno de la Inversión más alto y comenzar desde ahí a embarcarse en un ciclo de Mejora Continua que lo llevará a mejorar sus procesos y por consiguiente, mejorar sus negocio.

Otro aspecto fundamental en el ciclo de vida de un proyecto o programa de BPM es contar con un conjunto de herramientas de software que den el soporte necesario tanto para la ejecución como para el Control de Gestión del Proceso. Hoy en día existen disponibles en el mercado diversas Suites llamadas BPMS (Business Process Management Systems) que permiten modelar los procesos, automatizar los flujos de trabajo y actividades, monitorear las variables del proceso y generar indicadores de gestión e incluso, en algunos casos éstas proveen herramientas de análisis que facilitan la interpretación de los datos del proceso, ayudando a encontrar oportunidades de mejora. También muchos BPMS tienen herramientas de simulación que ayudan a visualizar el potencial comportamiento de sus procesos bajo diversas condiciones y escenarios.

La disciplina de BPM no posee una metodología propia sino que dependerá del enfoque que le den los expertos en mejora de procesos, de acuerdo a las características y necesidades de su negocio. Lo que sí nos provee BPM es un estándar para modelar procesos que actualmente es ampliamente aceptado en la industria. Dicho estándar es la notación  BPMN o Business Process Modelling Notation cuyo enfoque es el modelamiento de flujos de trabajo (workflows). Una de las ventajas del uso de esta notación es que mediante el uso de una herramienta BPMS es posible ejecutar el proceso a partir del mismo modelo, concepto conocido como WYMIWYR (What you Model is What you Run) que significa que usted modela el proceso tal cual se va a ejecutar evitando que hayan problemas de interpretación entre el diseño y la implementación.

Modelar los procesos puede tener variados objetivos como lo son el levantamiento, el diseño, la comunicación, el aprendizaje y capacitación, la validación, verificación y la visualización de distintos escenarios que puede lograrse a través de la simulación. Una de las herramientas más populares en el mercado para modelar procesos hoy en día es Bizagi Process Modeller que se puede descargar de manera gratuita desde el sitio web de Bizagi. A modo de ejemplo se muestra a continuación un diagrama de flujo de trabajo realizado pajo la notación BPMN.

Ejemplo BPMN 2

Present

Preguntas frecuentes